Si es propietario o gestiona un alquiler vacacional, su negocio es, por definición, de temporada. Como saben todos los profesionales del sector, generar ingresos durante todo el año en solo unos meses de actividad (al máximo de su potencial) suele ser bastante complicado.

Pero hay algunos métodos de mantener el flujo de ingresos durante todo el año. El secreto, cuando termina la estación fuerte, es pensar con creatividad, conocer mejor las necesidades de los clientes y probar nuevas ideas.

Hemos recopilado nueve consejos de primer orden para aumentar las reservas durante la temporada baja.


Encuentre el perfil perfecto de su cliente de baja temporada

Imagine que alquila una casa en Ibiza con vistas a la Playa d’en Bossa, la mas cercana a los clubes más importantes de la isla, en el centro de la célebre vida nocturna ibicenca. Probablemente, durante toda la temporada de verano, los huéspedes que recibe son, principalmente, grupos de jóvenes que quieren disfrutar de las vacaciones de fin de curso, de despedidas de solteros o, en general, de la noche en la isla. Por lo tanto, la edad media de los huéspedes es de 18 a 35 años, con una estancia media es de 3 a 7 días.

En este caso, destinará todos sus esfuerzos de marketing a este público objetivo, publicará sus propiedades principalmente en los canales de ventas que más utiliza la gente joven (como Airbnb), y en la descripción de las propiedades destacará la cercanía a los clubes o el ambiente informal del alojamiento.

Sí, los grupos pequeños y los amantes de la fiesta pueden ser sus clientes ideales para la temporada alta, ¿pero está seguro de que esta categoría también es la que mejor se adapta a su propiedad durante la temporada baja?

Después de la temporada alta, quizás no obtenga muchas reservas de este tipo de clientes y deba concentrar su atención en un público objetivo totalmente distinto: jubilados que busquen un entorno tranquilo fuera de temporada, familias que deseen disfrutar de la naturaleza de la isla y evitar las muchedumbres de la temporada alta, o personas en viajes de negocios que asistan a acontecimientos y conferencias. Pero, ¿cómo puede preverlo?

Confíe en sus datos. Analice minuciosamente los datos de la última temporada baja y fíjese en el tipo de clientes que hizo reservas en sus propiedades. Segmente los resultados y elabore un perfil de su huésped ideal para la temporada baja. Si resulta ser totalmente diferente a sus clientes habituales, ¡no se asuste! Amplíe sus horizontes y no tenga miedo de probar nuevas estrategias publicitarias y técnicas de marketing.

Consejos:

1) Amplíe su público objetivo. Publique sus propiedades en canales de venta nuevos que tengan un público objetivo distinto y le proporcionen reservas más largas y clientes con un presupuesto más elevado (descubra cuáles son los mejores canales para su negocio, ¡utilice el Canalizador!)

2) Actualice sus publicaciones. Cambie la descripción de las propiedades para destacar los puntos fuertes de la temporada baja. Explique a su público las grandes ventajas de su alojamiento incluso en temporada baja, deje bien claras las oportunidades que ofrece la zona, como acontecimientos y actividades sociales en ese periodo específico.

Además, muchos canales utilizan un código que coloca en primera posición las propiedades con actualizaciones más recientes. Esta característica le ayudará a hacer visible su propiedad ante más clientes potenciales.

3) Amplíe la disponibilidad de su calendario hasta los próximos 12+ meses para animar a las personas que reserven con mucha antelación y cubrir los periodos de temporada baja con más antelación. Planifique la disponibilidad y los precios con antelación para la siguiente temporada baja para incentivar a los viajeros más precavidos que quieran conseguir las mejores ofertas.

Ajuste los precios

Cuando la demanda baja, no siempre basta con crear valor añadido con las estrategias propuestas. A veces, la diferenciación de precios se convierte en un factor inevitable. Y la pregunta recurrente es: ¿Hasta qué punto debería bajar los precios de mis propiedades? ¿Debería bajar solo el precio de la pernoctación o también los precios semanales y mensuales?

La inteligencia de la competencia es fundamental. Eche un vistazo a los precios de la competencia directa durante la temporada baja. Consulte distintas páginas de alquiler vacacional y elabore una lista con cinco propiedades similares a la suya que tengan buenos comentarios pero, sobre todo, cuyos calendarios estén llenos durante la temporada baja. Averigüe qué están haciendo. Haga una reserva de prueba en sus motores de reserva para ver cómo cambian las tarifas en función de la temporada. ¿El precio es más bajo solo entre semana o también durante los fines de semana?

Otro recurso útil para saber cuál es el precio más adecuado consiste en consultar los precios de los hoteles de la zona. Normalmente, los hoteles disponen de personal especializado en la gestión de los ingresos o equipos dedicados a la gestión de los precios que estudian cuáles son las mejores tarifas por temporada basándose en cálculos complejos. Puede tener en cuenta su estrategia y utilizarla para elaborar su lista de precios.

Consejos:

3) Utilice un software de listado de precios dinámico. Las herramientas de precios dinámicos/gestión del rendimiento están diseñadas para ayudar a los propietarios y gestores de alquileres vacacionales a aprovechar la información para elaborar una estrategia de precios que refleje los aspectos específicos del mercado, los alquileres y los objetivos comerciales en general. La mayoría de ellos se pueden integrar fácilmente con un software de gestión de la propiedad y un gestor de canales. ¡Vea las opciones que mencionamos en nuestro último post aquí!

4) Elimine las tasas extras por personas adicionales.

5) Reduzca la estancia mínima a una noche.

Cree paquetes y ofertas especiales

Si no quiere rebajar más las tarifas estándar, la única opción que queda es ofrecer más al mismo precio.

Por ejemplo, quizás haya observado que, durante el otoño, sus propiedades atraen a más personas que buscan unas vacaciones relajantes y desean visitar un balneario. ¿Qué le parecería ofrecerles un descuento especial para un balneario que se encuentre cerca de su propiedad? ¿O una comida gratis en su restaurante preferido? Si su intención es atraer a un público joven, en cambio, podría ofrecerles un par de entradas para el concierto programado para el fin de semana o una entrada al club más famoso de la zona.

Estos pequeños detalles podrían resultar decisivos durante el proceso de reserva de un cliente potencial y podrían proporcionarle la ventaja competitiva que necesita para situarse por delante de la competencia.

Consejos:

7) Incluya una fotografía de las actividades locales que esté promocionando en la presentación de su propiedad.

8) Añada la palabra «descuento» en la parte principal del título.

9) Haga más atractivos los días entre semana. Podría publicar ofertas especiales para los días entre semana y ofrecer cuatro días al precio de tres, por ejemplo.


¿Sabe alguna otra manera de aumentar las reservas durante la temporada baja? ¡Cuéntenoslo aquí!